Logotipo de la Asociación Cultural Kelatza

Arte rupestre

.  

.   
  

LOS CONJUNTOS RUPESTRES DE MARMALO

(1ª PARTE)

Para acceder al grupo de abrigos de Marmalo hay que tomar el camino carretero que, en dirección NO, se dirige hacía los conocidos conjuntos de la Peña del escrito. Una vez pasados éstos, a unos 8 km. aproximadamente del núcleo rural, se continúa por otro camino, en dirección N hacia la zona conocida por Marmalo. A unos 3 km., y en el margen derecho del vallejo del mismo nombre, aparecen los abrigos pintados, que quedan bastante ocultos por los abundantes pinares.

La estación de Castellón de los Machos se halla aproximadamente a unos 2 km. al N. del anterior núcleo de cavidades. El acceso se hace más difícil por la práctica ausencia de camino, dada la modificación que anualmente sufre por las lluvias.

 

DESCRIPCIÓN DE LAS CAVIDADES CON PINTURAS

 

MARMALO I

Se trata de un a serie de pequeñas cavidades, la mayoría muy alteradas en su superficie, en una de las cuales de apenas 1 m. de longitud, y de escasa profundidad, se localiza la única  representación existente. Esta se halla dispuesta en el extremo derecho de la pared del abrigo y en una zona de superficie lisa.

1. BÓVIDO: Orientada hacia la derecha, en color rojo anaranjado, y en un estado muy precario de conservación se distingue la figura de un bóvido de la cual sólo se conserva la mitad anterior. Presenta una cabeza de forma triangular, con un hocico muy prominente, y está coronada por una cornamenta casi circular. La línea del dorso es sinuosa y presenta la cruz muy marcada. Posiblemente estas irregularidades se deban al estado degradado de la pigmentación que hace muy difícil determinar el contorno exacto de este toro en ciertas zonas. De las extremidades anteriores se conserva, parcialmente, la más adelantada y por su inclinación parece dotar la figura de un cierto movimiento.

 

MARMALO II

 

Esta cavidad y las que describiremos a continuación, se localizan a unos 200 m. de distancia de la primera y en un nivel superior de abrigos. La única figura representada se localiza en un gran bloque rodeno, en una pequeña pared de superficie lisa y que sobresale del resto del bloque, a una altura respecto del suelo de 1,30 m. El motivo está dispuesto de tal manera que parece indicar una cierta intencionalidad de orientación hacia el resto de oquedades pintadas.

 

1. PUNTIFORMES:  Esta figura está formada por tres filas de puntuaciones de color rojo muy desvaído. Están colocados en sentido horizontal con siete elementos, la superior, nueve la situada   en medio, y nueve la inferior, que parecen converger en el extremo izquierdo. También se observan tres puntuaciones más que, partiendo ese extremo, parecen formar parte de esta composición. La morfología de estas puntuaciones es muy desigual, adoptando la mayoría de ellas una forma ovalada, circunstancia que nos hace pensar en que su ejecución ha sido realizada por la presión de los dedos impregnados en pintura.

 

MARMALO III

 

Se halla a pocos metros del conjunto anterior y, más que una cavidad, se trata de una pared de pequeñas dimensiones, protegida por algunos bloques que sobresalen en su parte alta. Está formado por unas quince representaciones que integran motivos naturalistas y abstractos, ocupando aproximadamente unos 6 m. de superficie. El mayor número de aquéllas se concentra en la parte media, quedando las dos últimas figuras del panel algo desplazadas hacia la derecha.

 

1. RESTOS: Se localizan a unos 0,85 m. del suelo y justo en el límite donde finaliza la pared.  Se trata de unos restos de pintura de color castaño, algo azulado, integrados por dos trazos gruesos en forma de ángulo.

2. FIGURA FEMENINA (?): Ligeramente hacia la derecha de los anteriores restos,  aparece una representación humana de 7 cm de altura y de la misma pigmentación. Su cabeza es ovalada, el   tronco ligeramente triangular y los brazos son dos trazos simples dirigidos hacia abajo y separados del cuerpo. Parece ir vestida con una falda larga, por lo que creemos pudiera tratarse de una figura femenina, aunque no sin ciertas reservas, dada la ausencia de otros elementos más definitorios.  No se observan extremidades inferiores.

3. CABEZA DE BÓVIDO: Contigua a la representación femenina y orientada precisamente hacia ella, aunque separada por una pequeña fisura de la roca, se ha dibujado la cabeza de un bóvido. La cornamenta no llega a ser semicircular pues parece realizar una inflexión en la parte central. Presenta unas grandes orejas, vistas de frente y de ejecución desigual. El perfil es recto finalizando en un morro alargado y ligeramente redondeado. La línea dorsal se presenta suavemente insinuada, mientras que no parece observarse ninguna pigmentación en la zona correspondiente al pecho. La imagen se ha realizado con la técnica de la tinta plana, aunque la parte central de la cabeza carece de pigmentación, dando la impresión, a primera vista, de que ha sido siluetada. El color de la figura es castaño azulado.

4. PUNTIFORMES: Situados en la parte más alta del panel, a 1'60 m respecto del suelo, se distingue una línea horizontal de puntos ligeramente inclinada. Está integrada por diez elementos, la mayoría de los cuales adoptan una forma ovalada, pues sin duda se han realizado con los dedos, circunstancia que ha motivado que algunos autores denominen a este tipo de  representaciones "digitaciones". EI color de estos motivos es el castaño.  

5. PUNTIFORMES: En un mismo nivel, y a más de 50 cm hacia la derecha, aparecen tres

 

 puntuaciones digitales, dispuestas en sentido horizontal. Hay que señalar que entre éstas y las anteriores aparecen algunos puntos y restos muy desviados y que no parecen seguir ninguna ordenación. Color castaño.

6. SERIE DE PUNTIFORMES: Bajo los puntiformes anteriores, se observa una composición de este tipo de elementos formada por una doble línea horizontal de 18 puntos cada una. En el extremo derecho surgen dos líneas de 3 y 2 puntos cada una, que parecen conectar con una doble línea horizontal de estos mismos motivos, situada en una zona superior, de 5 y 6  elementos respectivamente. A pesar de que estos puntos adoptan una forma más redondeada que los anteriores, sin duda se ha utilizado la misma técnica para su diseño, que queda en estos ejemplos especialmente confirmada por la distribución desigual del pigmento, según la presión ejercida por los dedos. Tal vez este mismo hecho sea la causa de que se observen dos tonalidades, castaño y castaño más intenso. En un mismo punto.

7. PUNTIFORMES: En un nivel inferior a la figura 6, fueron pintadas una doble línea horizontal de 16 puntuaciones, la superior, y13 la inferior. Los elementos son bastante desiguales, en cuanto a su morfología, siendo algunos auténticos puntos, mientras que en algún caso podrían considerarse como barras.

8. FIGURA MASCULINA: Contactando con uno de los puntos de la línea inferior antes aludida, y del mismo color castaño azulado, se ha dibujado una figura humana, de línea esquemática, y de 28 cm de altura. La cabeza parece presentar una morfología redondeada, a pesar del contacto con el motivo puntiforme. Los brazos, que se disponen en forma ligeramente arqueada, están formados por dos trazos anchos; uno, el situado a la izquierda del observador, finaliza bifurcándose y frente a él, desconectados, se sitúan tres puntos (¿dedos?), el otro brazo parece sujetar algún tipo de objeto (?) de forma ligeramente acampanada en su parte alta, cuya pigmentación se pierde en la parte media, y que adopta una forma redondeada con algunas prolongaciones, en su parte final. El cuerpo es una línea, irregularmente diseñada, que se hace más ancha en la parte inferior de donde se observan dos trazos, correspondientes a las piernas, y uno más corto, en la parte central, correspondiente al sexo.

9. BARRAS: Frente a la figura 7 aparecen lo que consideramos tres barras que parecen unidas en su parte inferior. Color castaño rojizo.

10. BARRAS: Próximos a los elementos anteriores, y en el mismo color, aparecen dos trazos anchos y paralelos que hemos incluido en la tipología de las barras, aunque con reservas.

11. RESTOS: A pocos centímetros de la figura 10 se observan unos restos de pintura en la misma pigmentación.

12. TRAZOS: Sobre los restos anteriores se realizaron dos trazos muy finos que se unen en su parte inferior formando un ángulo. Color castaño rojizo.

13. BÓVIDO: A escasos centímetros de la figura 12, y de algunos restos de pintura que se pueden observar en esta zona, aparece la representación de un bóvido. De estilo naturalista, algo estilizado, está orientado hacia la derecha y presenta una longitud de 37'5 cm de morro a rabo. La cabeza pequeña, muestra un hocico algo achatado, y se halla coronada por una cornamenta que describe un círculo casi completo, en la base de la cual se observan dos pequeñas orejas. La Línea dorsal ha sido señalada por un ancho trazo, exceptuando en la parte final del arranque de la cola, en donde existen numerosos desconchados que afectan a toda esta zona de la figura y a sus patas posteriores. Las delanteras se  hallan  mejor  conservadas, especialmente la situada en primer término en la que parece haberse indicado la pezuña.

La figura ha sido pintada mediante una línea gruesa de siluetado y un relleno interior desigual, que en algunas zonas parece haberse hecho a trazos de un grosor considerable. Es de color castaño intenso y lamentablemente presenta  numerosos desconchados, no sólo en las extremidades posteriores, como comentábamos anteriormente, sino en diversas zonas del cuerpo y de la cabeza.

14. FIGURA SEMICIRCULAR: Sobre la cornamenta del bóvido anterior, aparece una  representación que adopta una forma semicircular. Su color es naranja muy claro.

15. CIERVO: Frente a la imagen del toro, y orientado en el mismo sentido, se ha diseñado la figura de un cérvido rampante, última representación de este panel. Muestra un hocico, algo roma en su extremo, las dos orejas y la cornamenta. Esta está formada por una sola vara larga que acaba bifurcándose en forma de horquilla, de una manera muy clara en la situada en primer término, y tan sólo incipiente en la posterior. El dorso queda interrumpido por un gran desconchado al igual que la parte inicial de la cola y las patas posteriores. Las distintas pátinas de estos desconchados demuestran que el proceso de degradación es constante.

El color de esta figura es castaño azulado y la técnica utilizada es la tinta plana muy suave y unas líneas de relleno interiores de pigmentación más intensa, que se observan especialmente en el cuello y en el abdomen.

Las figuras que forman este panel ocupan una superficie inferior a 1 m y quedan dentro de una pequeña cavidad de estructura cuadrangular, bien protegida en su parte alta por un saliente cobertizo.

  Texto: Anna Alonso Tejada

 

[Índice [Editorial [Arte rupestre [Eventos [Retrato antropológico [Folclore
[Palabras al viento
[Gastronomía [Flora  [Fauna [Nostálgicos [Miscelánea
[Rincón del bardo [Carismáticos [Podium [En blanco y negro]

Ir a Contenidos